El mundo de las transacciones con tarjeta puede parecer mágico al usuario final, pero detrás de cada pago exitoso hay un complejo sistema de protocolos de mensajería que garantizan la seguridad, integridad y eficiencia del proceso. En este artículo, exploraremos cómo estos protocolos permiten que la información de tu tarjeta viaje desde el datafono hasta el banco emisor, atravesando una red de entidades financieras y organizaciones internacionales.

Estándares que rigen la industria:

  • ISO 20022: Un estándar global para el intercambio de mensajes financieros, que proporciona un lenguaje común para que bancos, procesadores y otras entidades se comuniquen de manera eficiente.
  • EMV: Un estándar de seguridad para tarjetas de pago que protege las transacciones contra fraudes mediante chips y otras tecnologías de autenticación.
  • PCI DSS: Un conjunto de requisitos de seguridad establecidos por el Consejo de Seguridad de la Industria de Pagos (PCI SSC) para proteger los datos de las tarjetas de pago.

El viaje de la información:

  1. Datafono o punto de venta: El cliente ingresa la tarjeta y se registra la información.
  2. Red del comercio: La información se encripta y se envía al procesador de pagos a través de la red segura del comercio.
  3. Procesador de pagos: Valida la información de la tarjeta, verifica el saldo disponible y se asegura de que la transacción no sea fraudulenta.
  4. Franquicia internacional emisora (Visa, Mastercard): El procesador envía la información a la red de la franquicia, que la verifica y la autoriza o la rechaza.
  5. Institución financiera emisora: La franquicia envía la información al banco emisor de la tarjeta, que aprueba o rechaza la transacción de forma definitiva.
  6. Autorización y confirmación: La respuesta final se envía de regreso al procesador, al comercio y al cliente.

Un idioma común:

Si bien cada entidad puede tener sus propios sistemas internos, los protocolos mencionados anteriormente garantizan que todos “hablen el mismo idioma” al comunicarse la información de la transacción. Esto se logra mediante el uso de formatos de mensaje estandarizados y lenguajes de codificación comunes.

Seguridad e integridad:

La seguridad de la información se garantiza mediante la implementación de diferentes medidas, como:

  • Encriptación: La información se codifica para que solo las partes autorizadas puedan leerla.
  • Autenticación: Se utilizan mecanismos para verificar la identidad de las entidades participantes en la transacción.
  • Monitoreo y control de fraudes: Se analizan las transacciones en busca de patrones sospechosos que puedan indicar fraude.
  • Cumplimiento de estándares: Las entidades deben cumplir con estándares de seguridad estrictos como PCI DSS.

Los protocolos de mensajería juegan un papel fundamental en el mundo de las transacciones con tarjeta, asegurando que los pagos sean seguros, rápidos y confiables. Gracias a estos protocolos, podemos realizar nuestras compras con tranquilidad, sabiendo que nuestra información está protegida.

#pagos #seguridad #finanzas #tarjetas #tecnología #bancos #procesadoresdepagos #ISO20022 #EMV #PCIDSS

¿Desea optimizar o implementar un sistema de pago? Uno de nuestros expertos lo asesorará

Colombia: Hub digital

Colombia se está convirtiendo en ‘hub’ de talento digital para las multinacionalesHay un título que los colombianos quieren llevar con orgullo: el...

Perfiles tecnológicos más demandados

Incremento de la demanda de profesionales vinculados a las nuevas tecnologías Las empresas latinoamericanas están pisando el acelerador de la...

El Centro de Competencias de FirmWare y sus capacidades para el desarrollo de software

El Centro de Competencias de FirmWare y sus capacidades para el desarrollo de software Un gran trabajo en equipo requiere algo más que grandes...

15 + 9 =

× Habla con Lorena