En el panorama financiero de Panamá, la interoperabilidad de los sistemas de pago digital se revela como una pieza fundamental para desatar su verdadero potencial. No obstante, nos encontramos en una situación donde los sistemas de pago inmediato operan en circuitos cerrados, restringiendo así la accesibilidad y la eficiencia del sistema financiero.

Actualmente, existe un acuerdo entre 16 bancos locales para proporcionar un servicio de ACH express a la población, una herramienta que promete agilizar los pagos de bajo valor. Sin embargo, su adopción ha sido limitada, y la razón subyacente es clara: la falta de un sistema de pagos interoperable.

Para hacer uso del servicio express de ACH, los usuarios deben inscribir previamente al beneficiario en la plataforma en línea de su banco, lo que requiere el número de cuenta del destinatario. Este proceso, aunque seguro, resulta engorroso y poco intuitivo para muchos usuarios.

Sin embargo, esta situación nos brinda una oportunidad extraordinaria para Panamá: la posibilidad de implementar a corto plazo un sistema equivalente al PIX de Brasil, aprovechando los rieles de ACH Xpress ya disponibles. ¿Cómo? Integrando un canal transaccional que favorezca la interoperabilidad y la accesibilidad para todos los ciudadanos.

Una solución potencial radica en aprovechar la plataforma de mensajería instantánea más utilizada en el Istmo: WhatsApp. Integrar los pagos digitales en esta plataforma omnipresente no solo simplificaría el proceso para los usuarios, sino que también abriría nuevas oportunidades para la inclusión financiera y la innovación en el sector.

Imaginemos la posibilidad de enviar dinero a un amigo, pagar facturas o realizar compras simplemente a través de un mensaje de WhatsApp. Esta integración no solo democratizaría los servicios financieros, sino que también impulsaría la economía digital de Panamá, fomentando la eficiencia y la transparencia en las transacciones cotidianas.

Sin embargo, para lograr esta visión, se requiere una acción concertada por parte de todos los actores del ecosistema financiero. Los reguladores deben establecer un marco claro que fomente la innovación y garantice la seguridad de los usuarios. Los bancos y proveedores de servicios financieros deben colaborar para desarrollar y adoptar nuevas soluciones que promuevan la interoperabilidad y la accesibilidad.

Panamá tiene una oportunidad única para liderar la revolución de los pagos digitales en la región, aprovechando la infraestructura existente y adoptando nuevas tecnologías para crear un sistema más inclusivo y eficiente. El futuro de los pagos digitales está a nuestro alcance; depende de nosotros dar el paso audaz hacia la interoperabilidad y la innovación.

¿Está preparado para unirse a esta transformación?

#Panamá #PagosDigitales #Interoperabilidad #InnovaciónFinanciera #WhatsApp #ACHXpress #InclusiónFinanciera

¿Desea optimizar o implementar un sistema de pago? Uno de nuestros expertos lo asesorará

Colombia: Hub digital

Colombia se está convirtiendo en ‘hub’ de talento digital para las multinacionalesHay un título que los colombianos quieren llevar con orgullo: el...

Perfiles tecnológicos más demandados

Incremento de la demanda de profesionales vinculados a las nuevas tecnologías Las empresas latinoamericanas están pisando el acelerador de la...

El Centro de Competencias de FirmWare y sus capacidades para el desarrollo de software

El Centro de Competencias de FirmWare y sus capacidades para el desarrollo de software Un gran trabajo en equipo requiere algo más que grandes...

3 + 10 =

× Habla con Lorena