En los últimos cinco años, el ecosistema de pagos de los consumos de bienes y servicios se modificó radicalmente en la América Latina. Gradualmente, los códigos QR comenzaron a aparecer en kioscos y verdulerías de barrio, los cheques de papel le van dejando su lugar a los digitales, y hasta se lanzaron las primeras tarjetas cripto, para poder comprar con monedas digitales en cualquier comercio.

Incluso en paises con altos niveles de economía informal, los pagos digitales pisan fuerte y ganan terreno. Y los jugadores del mercado se unieron con un objetivo en común: transformar la manera en que las personas utilizan y disponen de su dinero.

Hoy, uno de cada cuatro pagos a través de transferencias en Argentina, por ejemplo, se inicia con código QR, según datos del Banco Central (BCRA). Durante la primera quincena de enero, el promedio diario de pagos con transferencias interoperables con QR fue de 253.056, mientras que un año atrás había, en promedio, 46.828 operaciones por día. El uso del código se multiplicó por cinco en solo 12 meses.

“Incentivar la utilización masiva de esos medios de pago ayuda a obstaculizar el crimen organizado, el narcotráfico y el lavado de dinero, así como a formalizar la economía, lo que permite cargas tributarias más parejas y moderadas”, consideraron fuentes de la institución que ejerce la autoridad monetaria, donde se atribuyen parte del mérito, debido a la implementación de diversas medidas regulatorias. Entre ellas, en el Banco Central mencionan la puesta en marcha de Transferencias 3.0, para que todos los QR sean interoperables; la garantía de que las transferencias sean inmediatas, sin importar el día ni la hora, y la elaboración de nuevos requisitos técnicos para mitigar fraudes.

Las billeteras digitales no paran de florecer. La digitalización del dinero se consolida como una de las revoluciones económicas y sociales más importantes de las últimas décadas. Con un acceso inclusivo y tasas de adopción que se aceleran, el intercambio de dinero, las relaciones comerciales y la proyección financiera viven cada vez más en los dispositivos móviles.

Desde 2018, el código QR creció a un ritmo nunca visto para cualquier medio electrónico de pago y se expandió en millones de comercios.
Hacía años que la región se viene preparando para la digitalización de los pagos. Pero solo con la llegada de la pandemia de Covid-19 empezó a darse una adopción masiva de la modalidad. Así como hubo una digitalización en muchos aspectos de la vida, como las relaciones sociales y el trabajo, también se transformó la vida financiera de la población.

En épocas de confinamiento, muchas compras se volvieron online, los consumidores evitaban el efectivo para prevenir los contagios y las ayudas sociales de los Estados fueron llegando a través de las cuentas bancarias.

Entonces, ¿podría desaparecer el efectivo en los próximos diez años? Al menos seis de cada diez personas creen que sí, respuesta que compartieron tanto consumidores como comerciantes, de acuerdo a un informe de Fiserv.

 

Fuente:  Con información de

https://www.lanacion.com.ar/economia/adios-al-calvario-de-los-cajeros-el-dinero-digital-gana-terreno-y-llega-hasta-a-las-verdulerias-y-nid23022023/

 

 

 

¿Desea optimizar o implementar un sistema de pago? Uno de nuestros expertos lo asesorará

Colombia: Hub digital

Colombia se está convirtiendo en ‘hub’ de talento digital para las multinacionalesHay un título que los colombianos quieren llevar con orgullo: el...

Perfiles tecnológicos más demandados

Incremento de la demanda de profesionales vinculados a las nuevas tecnologías Las empresas latinoamericanas están pisando el acelerador de la...

El Centro de Competencias de FirmWare y sus capacidades para el desarrollo de software

El Centro de Competencias de FirmWare y sus capacidades para el desarrollo de software Un gran trabajo en equipo requiere algo más que grandes...

7 + 13 =

× Contact us